El Arte de Acechar al Ego

 

El concepto de “acecho al Ego” proviene de la corriente del Chamanismo Tolteca, cuyo mayor representante, o al menos el más conocido, fue Don Juan Matus, un brujo que inspiró el trabajo de investigación antropológica de Carlos Castaneda allá por los años 70

Básicamente el propósito de acechar al Ego es reconocer y dominar la personalidad, un arte y disciplina que todo Guerrero debe alcanzar si quiere realmente manejar su Vida, lo que podríamos llamar, crear tu propia realidad.

El Ego, enemigo o aliado

En esta nueva era espiritual que estamos recorriendo, el concepto de Ego está siendo mal interpretado en muchos sentidos, entendiendo al ego como el enemigo al que hay que Eliminar

Nuestro Ego es el representante de nuestra Personalidad, la cara visible de nuestro Ser invisible, que articula los aprendizajes del Alma y el espíritu y por tanto, sin Él, este aprendizaje y manejo que llamamos Vida, no sería posible o al menos, no de forma consciente

El principal problema radica en los Egos desmesurados y descontrolados donde el Ser está dominado por una personalidad errática y carente de dirección y sentido

Un Ego reconocido, fortalecido y puesto al servicio de nuestra experiencia Vital es el mejor aliado que podemos encontrar, así pues el propósito del Acecho al Ego nos ayuda a identificar los comportamientos y conductas erráticas y automatizadas para convertirlas, con práctica y disciplina, en una herramienta de creación de Realidad.

Así como piensas vives, lo que crees en tu mente lo creas en tu realidad. Si tus pensamientos son negativos, de queja, de juicio, cargados de preocupación o angustia, eso es exactamente lo que vas a vivir “afuera” porque el Universo se va a encargar de ponerte los escenarios necesarios para que tu personaje pueda interpretar tu papel, la víctima, el quejoso, el soberbio, el sumiso… y así una larga lista de trajes con los que te disfrazas cada día según la ocasión

Como Transformar esto es la actitud del Guerrero, en el sentido de que un guerrero se acecha a sí mismo para caminar hacia la Impecabilidad, el arte de hacer siempre lo mejor que puedas en aquello que te impliques

Y para poder dejar de vivir en los automatismos arrastrados por la vorágine del día a día y salir de la rueda del hámster… tenemos que parar

No Hacer o el arte del Wu~wei en la filosofía Taoísta es una práctica que nos ayuda a romper las estructuras mentales, a permanecer en el presente, en la contemplación, de donde surgirán nuevas y mejores ideas y tomaremos decisiones más acertadas para nuestra vida

Es Necesario que tomes un tiempo para PARAR, dejar de correr, de huir y de perseguir las cosas, las situaciones o a las personas. Si paras puedes encontrarte contigo mismo, conocerte, discernir lo que necesitas y deseas en tu vida y lo que no, y así elegir con verdadero sentido el próximo paso.

 

Deja tus comentarios, me encantará leerte..

Rezos y Chamanismo; el Poder de la Oración

 

El rezo es uno de los elementos fundamentales de la Cosmovisión Chamánica que los pueblos originales se han encargado de mantener viva en todas sus tradiciones, y que a mi modo de ver representa el lenguaje del Espíritu y el Universo

En mi caminar he ido aprendiendo cosas acerca de como los elementos son sagrados, igual que las direcciones, a practicar la comunicación con los espíritus de animales y plantas… a confeccionar un altar con elementos de poder para Ritualizar un propósito, y muchas de esas cosas las he aprendido en los talleres y retiros que he vivenciado, hasta que de pronto, todo comenzó a tomar otro sentido cuando visité el Perú

Recuerdo una subida al conjunto arqueológico de Pisac, famosa por su mercadillo interminable repleto de artesanías, donde sus gentes amables ponen todo su empeño en encandilar al turista con los objetos tradicionales, los simbolismos de su cosmovisión y su jerga singular

Subiendo hacia las ruinas de piedras infinitas, casi trepando por las empinadas escaleras sin barandillas, llegué a un punto en que me di cuenta de que estaba subiendo muy muy alto, con un suelo de tierra y piedras que en ocasiones resbalaba y se disolvía a mi paso, en un instante me hice consciente de que no podía dar marcha atrás y de que solo había un camino, seguir hacia adelante.

En ese momento una sensación conocida me recorrió de arriba abajo; un miedo primitivo a morir, como si mi cuerpo pudiera decidir saltar al vacío en cualquier momento.

Me di cuenta de que estaba completamente sola, ningún grupo andaba por allá, todos habían regresado a sus colectivos para bajar al pueblo y allí andaba yo, como muchas otras veces en mi vida yendo a contra corriente de los demás, ya sabéis hasta qué punto ese  camino puede ser solitario

Empezó a calarme profundo la sensación de que no sabía cómo podía bajar de ahí, teniendo como único aliado al vértigo, ese que no me deja ni asomarme por la ventana sin que mis rodillas se conviertan en mantequilla.

La tensión crecía en todo mi cuerpo y el temblor en los músculos casi me hacía tropezar, comenzaba a sentirme cada vez más torpe y al mismo tiempo sentía una tremenda presión interna en el intento de que cada paso fuese más firme, cosa que iba consiguiendo a duras penas, así que cuando llegué arriba y  vislumbré todo el valle que se extendía bajo mis pies, allí a 3.450 mts de altura, casi tocando las nubes, me di cuenta de que necesitaba hacer algo para poder bajar

Me senté en la única sombra que encontré en aquel mediodía de verano andino, y saqué mi bolsita de hoja de coca para rezar

Elegí cuidadosamente una hojita, la acaricié con mis dedos y la llevé frente a mis labios, susurrando abiertamente mis temores y pidiendo fuerza al Espíritu para encontrar la determinación y la inspiración necesarias

Mi mente galopante solo podía pensar; estás aquí sola, no puedes pedir ayuda a nadie, solo cuentas contigo misma, y así era, aunque quizás no del todo; y al mismo tiempo un mantra interno resonaba en mi: no has venido aquí para morir, tu Viaje es otro

Respiré profundo, tome la hojita de coca y comencé a masticarla con una devoción inusual, como si mi vida dependiera de ello (y en un punto sentí que así era)

Me puse en pie, revisé el horizonte montañoso y respiré profundamente, alargando mi cuerpo para dejar que la energía del Espíritu me atravesara

 

Y entonces apareció como de la nada un guía local con su cliente chino, me vio la cara y entendió que andaba apurada, me preguntó si tenía mal de altura, mareos típicos de caminar a más de 3.000 metros, y le dije que no, que todo lo que me pasaba era que tenía vértigo común, el mismo que tengo subida a una escalera de 3 peldaños. A ratos podía sentir como los cortantes del precipicio se acercaban hacia mis pies invitándome a resbalar incluso a caer… y aquel hombre tan amable simplemente me dijo que en ese caso mejor bajar por el camino de la izquierda, que era más “seguro”

Inicié mi descenso respirando profundo y sintiendo la conexión con el Espíritu, hablando con El y agradeciendo que me infundiera coraje y pronto comencé a notar como mis pies se pegaban firmemente al suelo terroso. Sentía como si mis piernas se clavasen profundamente en la roca y se fundieran con el entorno de tal manera que, al igual que aquellas ancianas piedras, nada me haría caer del lugar en el que ponía cada paso. Sonreí, por dentro y por fuera

Así que llegué abajo con tal subidón de energía que tuve que parar a respirarlo.  Dejaba tras de mí los restos de lo que fue un lugar habitado por aquellos hijos de la montaña hace cientos de años, con sus misterios y leyendas apenas por descubrir y también un viejo miedo a sentirme sola, vulnerable, incapaz.

Solía pensar mientras se me hacían difíciles las subidas, el para qué las gentes del lugar habían decidido construir en la cima del todo, con la dificultad y esfuerzo de llevar hasta allá cada piedra, vivir a merced de los vientos en lo más alto, subir y bajar cada día con sus animales y sus tareas cotidianas, buscar la manera inverosímil de llevar el agua a las casas, escalar por las empinadas piedras enclavadas en la tierra para sostener cada pisada …

Y finalmente me di cuenta, subir hasta allá era la mejor excusa para hablar con Dios, y sobre todo, para sentir que de algún modo, siempre atendió lo que pediste.

 

Una parte de mí cambió para siempre aquel día.

 

Ojalá te pase, ojalá ya te haya pasado

 

Buen Camino

Sostener el Vacío, el arte del No Hacer

 

 

Como sostener el Vacío, como darle tiempo al tiempo en este Mundo de prisas y de haceres

 

 

No, no es fácil saber en qué momento detenerse a escuchar lo que la Vida tiene que decirte, sin Temor a que algo se vaya sin Esperarte. La buena espera requiere de la Maestría de un Guerrero experimentado y de la Templanza de un Alma Comprometida

Comprometida con qué, con su propia Naturaleza, esa que a veces dejamos de Contemplar y por eso parece que no Cuenta, pero Suma cuando la atiendes, y Resta cuando no la Escuchas

Recuerdo los inicios de la Cuarentena, la nueva palabra que se pondría de Moda en cuestión de horas y que pasaría a describir un estar Interno que muchos no habíamos Experimentado hasta ahora, al menos de forma Consciente, Global y Drástica. Por una vez estamos todos (casi todos) en el mismo barco . . .

En aquellos días que resuenan ya Lejanos, sentía la necesidad de Acción, de Compartir, de Ofrecer, aquello que siempre he sentido que tenía para entregar al Mundo, con la esperanza de que Él lo quisiera recibir y de que Yo me nutriría con eso, tan solo por estar Conectada, Sumando, aportando mi parte, siendo granito de arena, eslabón . . . .  gota en el Mar . . .

Y los días pasan y las Ganas cambian, y también las Necesidades; las Emociones se suben a la noria cada día para experimentarse y no dejan Espacio al aburrimiento, Escucho tan atenta como soy capaz todo aquello que se desvela en mis Silencios, en mi Quietud, en mi No Hacer.

Y así aprendí una nueva Forma, sin Normalidad, un nuevo Fluir lleno de cuestiones sin la respuesta adecuada, con la sensación de estar haciendo lo Correcto y al cabo de poco, de no estar haciendo lo Necesario, y en esa Lucha interna me voy conociendo más

Conocerme más no implica necesariamente que me sienta más tranquila todo el Tiempo, solo quiere decir que ahora me doy Espacio para ser yo donde antes ocupaba con Deberes inexcusables, como cuando el cole, para ser Aprobada, Reconocida, Adecuada . . . .

Cuantas memorias de niñez se han paseado por mi Cuerpo en estos días, a cada rato una Diferente, a cada escucha una llamada, en cada meditación un encuentro con mi Verdad, el Mensaje llega claro … y ahora qué?

Que hago con todo esto? me pregunto a veces, como si tuviera la Obligación de hacer algo con las cosas, como si todo tuviese que tener Sentido y Utilidad para ser Valioso. Sentido tiene aunque no lo vea, Utilidad infinita aunque no lo controle “yo” . . . Valor incalculable y por eso lo dejo como está

Leo a muchas hermanas, sobre todo Nosotras aunque también Ellos, que han llegado a un punto de agotamiento, de Desgaste, donde la vida les pide parar, y son Valientes y lo dicen y además, lo hacen!

Me pregunto si puedo yo también sostener este Vacío relativo de mil cosas por día, de ritmos cronometrados, de compases marcados para no saltarme la coreografía que no sé cuándo ni para que aprendí algún día. Como parar mientras los otros Siguen, o Comienzan.. Como confiar en que mi Ritmo es este y no otros….

Afortunadamente ha llegado el momento de Escucharme más atentamente, será por haber transitado esa Luna Nueva llena de profundos Misterios . . .  será porque son demasiados días sin entregarme completamente a lo que vendrá… por no haber aceptado la Rendición total todavía…. Si, quizás sea eso, o cualquier otra cosa, y sea como sea, aquí me encuentro ahora con ganas de parar

De pararme para poder continuar con otra cosa, vivir las formas diferentes, descubrir otras Realidades para crear y Transitar y sorprenderme de quienes me encuentre caminando por esos Universos nuevos, recién Estrenados, sin reglas arcaicas, sin rigideces ni estructuras inorgánicas, será cierto que existe un Mundo así? Será cierto que su atmósfera es habitable? Que es posible la Vida en este nuevo Planeta, paralelo a este pero sin lo de este…?

Espero que si porque ya emprendí el Viaje, billete solo de ida, como la Vida misma, sin cambios, ni devoluciones, ni ensayos generales

Te agradezco que hayas leído mi Compartir, que nos hayamos ido Encontrando en el camino, que hayamos recorrido Juntos pedacitos del sendero hacia adelante, me agradezco haberme Descubierto contigo

 

Buen Combate y Buen Camino

 

Alquimia Interna ~ Alquimia Externa

ALQUIMIA  INTERNA  

                                    ~ 

ALQUIMIA  EXTERNA

 

 

El concepto de Alquimia puede entenderse de distintas maneras según las fuentes de donde provenga

Todo proceso alquímico conlleva un Cambio de Forma y requiere de 3 ingredientes fundamentales, sin los cuales no puede producirse

 * El primero es la sustancia o materia a transformar

* Igual de importante, el recipiente donde contener la reacción química

* Y por último, la energía para inducir el proceso

En el caso de la Alquimia Externa, como por ejemplo transformar el agua en vapor, el recipiente puede ser bastante concreto pero, bastará con un cazo que podemos calentar al fuego.

Sin embargo, si hablamos de Alquimia Interna, entendida como la búsqueda del Desarrollo Personal Humano y Transformación de la conciencia, el receptáculo pasa a ser bastante más abstracto. Podríamos decir entonces que el contenedor de la Alquimia Interna sería la propia Conciencia

La sustancia a transformar en este caso sería la propia persona, entendida como individuo manifestando una personalidad que envuelve la Esencia de su Ser, Alma o Conciencia según lo quieras llamar.

Siendo así, solo nos queda por determinar el último ingrediente, el que hará de catalizador en el proceso, La Energía

Yo traduzco la energía en ese caso como una pulsión interna, la Pasión por la Vida que nos lleva a entregarnos a estos procesos de disolución, caos y reconstrucción de algo absolutamente nuevo

En lo personal, cuando inicié mi proyecto de Alquimia Chamánica®, el nombre llegó a mí de manera instintiva y natural. Sentí que lo que tenía que entregar al mundo era una Transformación real, desde la Esencia, removiendo Cielo y Tierra, hasta lo más profundo de los cimientos donde todos nos hemos construido esa personalidad, o mejor dicho, ese Personaje, que nos ha estado ayudando a sobrevivir en un mundo lleno de normativas, reglas y condicionamientos familiares, sociales, morales, cuturales…  en ese momento comprendí que no bastaba con recopilar información para entender lo que nos pasa como seres humanos, no era suficiente incorporar cambios en algunas partes de nosotros mismos, era necesario un renacer de las cenizas cual Ave Fénix, y para eso hay que transitar la muerte

La segunda parte del nombre vino solo, no podía ser otro teniendo en cuenta mi camino Chamánico, esta andadura que me ha traído hasta aquí y me ha hecho dejar atrás tantas cosas innecesarias para mi Despertar

Cuando realizo mi labor a través de Alquimia Chamánica®, siento que gracias a mi Pasión y Convicción por el proceso puedo Inspirar y Despertar en el otro la energía necesaria que active su propia pasión y esto le permita catalizar la Transformación en sí mismo. Mi propia andadura me ha dado la certeza de que todos podemos conseguir ese Cambio de Forma que estamos necesitando

El camino no es fácil de transitar, pero si es sencillo, se trata tan solo de rendirte, cada vez que te sientas en lucha con algo (que proviene de tu lucha interna) solo tienes que soltar y rendirte confiando en que no puedes manejar la vida, pero sí puedes tomar decisiones, elegir, asumir los resultados, aprender y continuar

 

Algunos conceptos sobre Chamanismo y Alquimia que me gustaría compartir contigo:

 

El Chamanismo no es una Pseudociencia, creo que el Chamanismo es la física cuántica de la Antigüedad

 

Encuentro muchas personas que creen que el Chamanismo es una corriente esotérica que no responde a leyes tangibles que se puedan demostrar científicamente y por tanto no es considerada como «real»

Sin embargo basada en mi experiencia, esto no se corresponde con la Realidad.

Si entendemos la Física Cuántica como aquella disciplina científica que da explicación a los fenómenos que la física Newtoniana no puede explicar, entonces el Chamanismo entraría dentro de esa categoría de física Transpersonal que puede dar sentido a fenómenos inexplicables para la ciencia hermética

Y aquí es donde nos tropezamos, como siempre, con aquello que es catalogado como real, legítimo y con quienes ponen esa franja divisoria entre las diferentes realidades que no podemos negar estar experimentando

De la misma manera que no podemos mesurar el amor, la rabia, la tristeza, en escalas numéricas o hacer comparativas entre la cantidad que siente un sujeto u otro de estas emociones, tampoco sería inteligente negar que existen fuerzas y experiencias de Naturaleza Desconocida que todavía no hemos llegado a entender y que están tan solo a un paso de ser integradas en la única realidad que creemos estar viviendo

Existen al menos dos realidades, una es tangible, mensurable, obedece a leyes bien definidas y demostrables y  la otra, sin embargo, por el singular hecho de “escapar” a esas leyes, es impredecible, en apariencia caprichosa y solo atiende a las leyes de las posibilidades y aún así, son tan ciertas una como la otra.

 

Alquimia, Física Cuántica y Chamanismo

 

Teniendo en cuenta que la Física Cuántica se ocupa de esos planos sutiles que se “escapan” a la física Newtoniana, la del comportamiento y lo predecible de la materia, nos encontramos frente a un Universo de partículas minúsculas que obedecen a leyes muy particulares, erráticas e incluso extrañas, si las comparamos con la física “convencional”

Estas partículas diminutas forman parte por ejemplo de los Neurotransmisores,  que “saltan” de una neurona a otra transportando información. La información que transportan va a depender de la Intención y la atención que esté volcando nuestra conciencia, es el efecto Observador

Ser ConSciente es darme cuenta, es decir, llevar lo desconocido hasta el mental pasando a ser conocido

La Conciencia es esa “inteligencia”  intangible que gobierna la materia en todas las escalas de densidades, desde la minúscula partícula de luz, hasta las células del cuerpo humano o las moléculas que componen la madera de una silla.

Comparando el mundo de la Física Cuántica con la Cosmo~Visión Chamánica podemos hacer algunas analogías sobre diferentes conceptos, y veremos que quizás es tan solo una cuestión de semántica

 

Física Newtoniana > Realidad Ordinaria, lo tangible, mensurable, la materia

Física Cuántica > Realidad No Ordinaria, lo sutil, intangible, espiritual

Mente o pensamiento Newtoniano (racional) > mente ordinaria

Mente cuántica o Conciencia > mente No Ordinaria o Estado Expandido de Conciencia

Espíritu > inteligencia que gobierna la Vida

Éter, plasma o sustancia que llena el vacío > Todos somos uno, conciencia unificada, las “células madre” del Universo, lo que existe antes de la materia

Realidad Operativa, aquella con la que te estás identificando

 

En Chamanismo se dice que el Espíritu es aquello que hace que una cosa sea tal cosa, sería como decir que es la inteligencia que hace posible que una mariposa sea una mariposa

Es esta Inteligencia la que “ordena” la materia;  la filosofía clásica dice, la mente sobre la materia (especificando que se refiere a la mente cuántica o no ordinaria) y en los antiguos textos Vedas ya se refiere a esta forma de inteligencia “divina” e inabarcable, que ha sido capaz de desarrollar organismos vivos complejos, pensantes y sintientes como el Ser Humano, tan perfecto que es capaz de repararse a sí mismo.

El Chamán no es tan solo un individuo que canaliza la información sutil del universo, se dice que un Chamán  es capaz de transformar la realidad física y esto no es puramente un acto mágico aleatorio e incontrolado

En la física cuántica decimos que el observador cambia o influye sobre el resultado de lo observado, por tanto podemos decir en un contexto chamánico, que la Intención focalizada del Chamán, desarrollada a través de la disciplina y la comunicación en lenguaje espiritual con los elementos de la Naturaleza, le otorgan el poder de modificar los planos sutiles que gobiernan la materia y por lo tanto, opera cambios en la Realidad Ordinaria

El Alquimista interno ejerce de forma similar al chamán, con elementos y lenguaje diferente pero basado en la misma mecánica cuántica, y es así como imprimiendo una fuerza a través de la intención, que modifica el estado de su propia conciencia, influyendo en la bioquímica de su cuerpo y consiguiendo cambios fisiológicos determinados.

 

Igualmente los Sadhu -hombres Santos de la India- pueden a través de la respiración, controlar los latidos de su corazón hasta casi detenerlos, y permaneciendo vivos y conscientes, sin necesidad de comer ni beber durante largos períodos de tiempo, y esto no es magia, es conocimiento supra~humano de las leyes que gobiernan el universo

La corriente del Neochamanismo propone que cualquier persona, aunque no pertenezca a un linaje o sociedad indígenas, puede convertirse en chamán realizando prácticas y ritos de paso que le conecten con su naturaleza cuántica

Todo esto tiene que ver con las cualidades innatas del ser humano para alcanzar niveles de conciencia que influyan en su físico, mejorando su salud, generando cambios de paradigma y nuevas posibilidades en ese camino de evolución personal y humana en el que todos estamos participando

El verdadero propósito de la Alquimia Interna es conseguir depurar las propias escorias mentales, psíquicas y de personalidad para alcanzar la “pureza” del Ser, parecernos más a nuestra Esencia, ser el reflejo del Alma o dicho de otro modo, manifestar nuestra Luz y nuestra Divinidad

Para que este proceso pueda llevarse a cabo, se requiere el coraje suficiente para entrar en la fragua de forma consciente y someter la propia personalidad al calor y presión necesarios que faciliten el cambio real de forma, sería como fundir un metal para transformarlo en un objeto distinto al que fue, siendo la misma materia ya  purificada.

Ha llegado el momento de comenzar a entender y practicar el lenguaje del Universo, ese que es pura vibración y que no de necesita palabras sino de intuición y sentidos

 

Este texto está inspirado entre otras lecturas, en el Manuscrito de María Magdalena de Tom Kenyon y Judi Sion, La Curación Cuántica de Deepak Chopra, El Alquimista de Paulo Coelho y otros tantos libros relacionados con el chamanismo y la física cuántica que han ido cayendo en mis manos a lo largo de mi vida, también en los trabajos de Joe Dispenza, Bruce Lipton, Gregg Braden entre otros, pero sobre todo está basado en la certeza interna alcanzada gracias a la multitud de experiencias personales en la práctica del chamanismo, la hipnosis, la meditación, canalizaciones y otras vivencias metafísicas

 

Espero que te sirva de inspiración para encontrar tu propio Camino de Alquimia y Transformación

 

Alquimia Chamánica® es un método que pretende ayudar a descubrir ese lenguaje del Universo, encontrar el Sentido de Vida y aprender a manejar el mundo sutil, Nahual o realidad cuántica al servicio de la Existencia

 

Hasta que nos veamos, te deseo un Buen Camino

 

Spirit Boat Chamánico, o Canoa Espiritual

Qué es un Spirit Boat ?

 

El Spirit Boat es una herramienta espiritual, que a modo de simbolismo utilizamos como vehículo para “viajar” a otras Realidades y descubrir o transitar espacios donde se crea y modifica la Realidad Ordinaria, a través de los estados expandidos de Conciencia, trayendo medicina, información y sanación que se necesite.

En el barco, todos los navegantes reman juntos, a la par, con el mismo propósito y dirección, para sumar fuerzas y potenciar el avance de la Nave Espiritual

 

Transitar juntos hacia lo desconocido como una sola entidad, como una Tribu, es lo que nos permite crecer en confianza y generar habilidades que vamos a necesitar para manejarnos en la vida cotidiana; cómo tejer vínculos y relaciones, cómo sostener procesos internos y externos, desarrollar el arte de la escucha y la palabra cierta, respetar los tiempos de acción y los del “no hacer”, aprender a permanecer en presencia sin interferir, y en definitiva, cómo pertenecer al mundo sin caer en el engaño de que algo en él nos pertenece.

 

Hay un tiempo para crecer en solitario y otro para compartir, porque sin espejo, sin la oposición del otro, yo no puedo medir mis límites ni mis fuerzas, sin el encuentro con lo externo no puedo definir mis contornos, por eso es necesario saber transitar los mundos internos y externos con la habilidad de un cazador, siempre al acecho de nuevos aprendizajes que nos permitan re~colocar al Ego en su lugar.

En el mundo Indígena, la presencia del Círculo como espacio de realización del individuo es fundamental, para eso los Mambeaderos o Ruedas de Palabra, donde se exponen las dudas existenciales, los conflictos internos y con el otro y también se genera espacio para agradecer y reconocer los logros, porque cuando tus hermanos en la Tribu te ven y te aceptan tal como eres, tu mejor versión puede manifestarse sin miedos.

 

Podemos utilizar el Spirit Boat para atravesar portales energéticos como despedir y comenzar el Año, celebrar Solsticios y Equinoccios, viajar a Mundos No Ordinarios como el mundo de Arriba, y recoger los dones de Maestros y Aliados espirituales, al Mundo de Abajo para conectar con las medicinas de la Tierra, los conocimientos Ancestrales y otras herramientas de Sanación, e incluso al Inframundo, lugar donde habitan las Almas que han trascendido a la dimensión espiritual y que necesitan guía o ayuda para continuar su camino al otro lado.

 

En todo Viaje Espiritual, siempre vamos a invocar a nuestro Animal de Poder como Aliado, tomando sus cualidades como propias, para poder transitar el Mundo del Nahual donde no existen los estados físicos, Él será quien nos guíe, nos proteja y nos muestre el camino hacia la toma de Conciencia, a través de imágenes, sensaciones o simbolismos que luego podremos interpretar para llegar a la comprensión profunda del asunto que estemos manejando.

 

Si quieres conocer más acerca de los Viajes de Visión y los Rituales Chamánicos, puedes visitar los apartados de esta web www.alquimiachamanica.es o contactarme con tus inquietudes o consultas.

 

Hasta que nos volvamos a encontrar, te deseo un Buen Camino!